Como el cuervo de Poe

"Quem nâo tem voz de cantar
Berra" 
J. Saramago
Anhelo las calles con el ímpetu del amante,
anhelo el coro y la hermandad,
pero mi hogar ya no me reclama
y noto cicatrices en mi pecho con forma de verba.
Las fuerzas se me fueron en declive
y desaprendí a pelear sobre un escenario.
Ni poeta ni guerrera,
no soy nada.
A veces grito, sí, a veces grito;
nunca pude cantar y mi ejemplo de nobleza es un cuervo
que ahora se alimenta de mis versos,
carroña, muerto.
A veces grito, a veces grito y pongo música de fondo;
mis costillas afinadas en mi-sol (el que no alumbra)
suenan al fragmentarse.
Y sueño que canto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Mercantilizar la poesía?